Fuck me, I´m famous

El domingo pasado recibí un email de madrugada que prometía fotos de famosas desnudas. Además de prometerlo lo cumplía, y algunas horas después, muchos ya teníamos 800 megas de información irrelevante.

Las fotografías y videos de Jennifer Lawrence, Kirsten Dunst, Kate Upton y demás actrices y modelos me parecen lo menos importante de todo el asunto. No sé si queda algún alma que no las haya visto en alguna película o publicación en una pose similar, aunque la iluminación y los arreglos hagan de estas últimas piezas merecedoras de más atención.

Según lo veo, y gracias al esfuerzo de verdaderos artistas del photoshop, podemos encontrar en la red (sin tener que estar suscritos a ningún blog porno) fotografías que merecen un OH AH en toda regla.

Aquí encontramos la cabeza de Jennifer Lawrence en el cuerpo de otra actriz consagrada.  Aquí encontramos la cabeza de Jennifer Lawrence en el cuerpo de otra actriz consagrada.

Una vez asimilada la noticia, lo primero que hice fue buscar la siguiente información:

· Fallos de seguridad en iCloud.

· Respuesta de los ingenieros de Apple sobre el asunto de las fotos.

· Opinión de los ingenieros de Samsung sobre la respuesta de los ingenieros de Apple.

· Alternativas a Dropbox, Google Drive e iCloud.

· Respuesta de las damnificadas sobre el robo.

· Una entrevista de Snowden. No tenía nada que ver con el asunto, pero me tranquiliza ponérmelo de fondo.

Me sorprendió mucho que Apple dejara a sus clientas como personas que no saben poner contraseñas seguras, cuando tuvieron que arreglar alguna cosilla que otra las horas posteriores al incidente. Apple es una compañía que solo me interesa por asuntos de trabajo, pero no utilizo su nube ni les dejo demasiada responsabilidad en mis archivos, así que no tengo una opinión demasiado elaborada sobre su seguridad. Aun así estoy pensando comprarles un iPhone porque no quiero perder el contacto con la NSA.

No me sorprendieron sin embargo las discusiones vía twitter de machirulos y feminazis en torno a los siguientes argumentos: “Que no se hubieran sacado las fotos” y “Hay que castigar al hacker”. Mis órganos vitales se resienten cada vez que me expongo a este tipo de lecturas.

Las fotos POR SUPUESTO que tienen que hacérselas. Necesitamos temas de conversación que muevan las redes sociales mientras se nos ocurre algo bueno y original que comentar. Es obligatorio que existan y no tiene discusión posible. Lo de castigar al hacker es algo que va a pasar. Solo espero que no le caigan tantos años como al de Scarlett, y que la próxima vez nos enseñe cosas que no sepamos o no hayamos visto antes. Mi corazón va en un paypal para él.

Este es un tweet de Jennifer donde no me queda muy claro qué relación establece entre Facebook y privacidad. No sé si los ingenieros de Apple estuvieron tan inoportunos después de todo, pero a mí la única opinión que me interesa es la de Snowden. Y la de la Abogada Rosario Rossi, que ha escrito un artículo más legal que el mío sobre las famosas y la nube.