¿De qué le sirve a un astronauta saber de jardinería?

GIRA-VINILOVE

Tenía 13 años cuando tomé mi primera gran decisión. Lo recuerdo perfectamente porque el entorno era nuevo: estaba en la secretaría del Instituto donde iba a empezar 1º de BUP.

 

Empecé a rellenar el formulario de matrícula mientras calculaba que no tenía suficientes fotos de carnet para tanta ficha. En algún momento antes de firmar el impreso para entregarlo, vi que había una casilla para elegir una opción entre dos. La primera gran decisión de mi vida fue elegir Ética y Moral en vez de Religión. 

Mi familia es católica y sinceramente no tenía ningún problema de fe. Sobre la ética solo sabía que los niños de mi colegio que no daban religión, acababan dibujando en el despacho del director, lo cual me parecía bonito de alguna forma. No fue una decisión meditada ni tenía ninguna razón para elegir una cosa u otra más allá de la costumbre, pero elegí ética porque iba a entrar en el instituto y me sentí mayor, poderosa y valiente.

A mis padres les pareció bien. Bueno, mi padre dijo “Tú sabrás lo que haces…”, lo que significa que si tenía problemas con mi decisión no podría ir a llorarle a él, pero el daño ya estaba hecho.

Un mes después de empezar las clases mi vida era un infierno. Empezamos a leer Ética para Amador y yo aparentaba tener una comprensión lectora de alto nivel, pero aquel libro solo hablaba de hormigas. Hormigas por todas partes. No entendía nada.

Pensé que todo se solucionaría cuando llegara el examen. Memorizaría algunas partes del libro y podría olvidarme de todo, pero no fue así. Ni siquiera hubo examen, sino una pregunta a desarrollar: ¿De qué le sirve a un astronauta saber de jardinería?

No recuerdo mi respuesta pero sé que no fue la correcta. Por correcto entendemos lo que mi profesora quería leer. La respuesta correcta era esta: Para absolutamente nada.

Tardé mucho tiempo en entender por qué de entre todas nuestras respuestas y sus correspondientes defensas (muy apasionadas y juveniles), esas tres palabras tenían mucho de razón. Fueron algunos más los que tardé en aceptar que mi profesora podía estar en lo cierto y además admitirlo en público.

Pero hoy venía a contar lo mucho que me gustan los astronautas desde entonces. No solo los astronautas, sino el funcionamiento de los satélites y los montajes imágenes de la NASA.

CARTEL GIRA CDEFLECHA00

He hecho este cartel para mis queridos cdeflecha. Estas dos últimas semanas han estado tocando en su gira Vinilove y ha sido un encargo que he disfrutado de forma especial. Además, la gira ha sido todo un éxito y no puedo estar más contenta. Juan Pablo, como siempre, ha sido una ayuda muy valiosa porque se preocupa de mandarme emails explicándomelo todo y rematándolos con una lista de posibles títulos.

Hace unos días he visto The Martian. No fui demasiado impertinente con los detalles técnicos y disfruté durante dos horas de la vida inventada de un astronauta al que, contra todo pronóstico, saber de jardinería le sirve de mucho.