Puta, soy la Rosalía

La mejor canción de Rosalía ni siquiera la canta ella.

No me toques las palmas / porque estoy encendía

Hace 3 años que escucho música trap a diario. A diario no significa que escuche una canción en el metro o mientras me ducho. A diario significa que puedo dedicar entre 1 y 2 horas a revisar letras, melodías, descubrir nuevos grupos y estudiar a la zowi.

Estoy hablando con la muerte como Rosalía

El trap es una de mis 7 obsesiones y después de Ernesto Castro, puedo ser la persona que más tiempo y recursos ha dedicado al trap sin vivir de él.

No hay nadie en mi entorno a quien le interese el trap como filosofía y movimiento cultural, así que diserto al respecto en esos foros del señor con desconocidos y simpáticos navegantes. Cuando Jota incluyó parte del ADROMICFMS en el Islamabad deseé con mucha alegría que el trap llegara a mi generación y a alguna posterior pero me equivoqué.

Me estoy cayendo pa´rriba.

No se puede entender el trap sin desarraigo, sin horfandad de facto. Que no te enteras porque nunca has sentido la más absoluta e infranqueable falta de alternativas.

No se puede entender el mensaje si tu cerebro no sale del bucle del tontipop y de los 4 estribillos de rima virtuosa. No puedes entender el trap si no has pasado meses comiendo fideos chinos porque no hay dinero detrás y tus cojones por delante. Que no te entra en la cabeza porque la única calle que tienes es poner el coño en las terrazas de verano sujetando la Estrella Galicia*.

Pero no hay de qué preocuparse. Siempre nos quedará Rosalía, ¿verdad Catalina?

Mira las entradas / están toas vendías

*Y aquí os dejo un ejemplo sobre el concepto tirar un beef.