Esto no son tutorías UNED

ENEUT-annymal

Hace dos meses que estoy oficialmente Graduada en Historia del Arte. Después de seis años estudiando en la UNED, he aprendido todo esto y he desarrollado una férrea disciplina. La pena, la desesperación y el recreo en los grupos privados de facebook han estado siempre presentes.

Si estás leyendo esto es porque conoces las tutorías de la UNED. Seguramente hayas escuchado que ayudan muchísimo a la hora de realizar un examen, y que resuelven automáticamente la enorme cantidad de material incomprensible que plantean los manuales de la asignatura.

Como estudiante desesperado, has seguido los pasos que prometen conducirte al aprobado: abrir el navegador, entrar en la plataforma ALF, buscar la tutoría de la asignatura correspondiente y colocar delante de ti algunos folios para tomar notas. Le has dado al play mientras pones tu móvil en modo avión y te has prometido a ti mismo llegar hasta el final porque es allí donde todo se resuelve.

Lo siento. No es verdad. Las tutorías virtuales no te hacen aprobar una asignatura por arte de magia, y los apuntes que puedas sacar de ellas seguramente te confundan más. Quizás puedan ayudarte a tener mejor nota si el profesor que te corrige es el mismo que la ha dictado presentado, pero para eso tienes que haber memorizado bastante y seguramente tu examen esté el número 2909128 en la cola de correcciones. Conclusión: coge el manual y ponte a estudiar exactamente lo que ponga en él. Valora tu tiempo y tu capacidad de aguante. Aprueba esa asignatura y acaba con esto.

Lo siguiente son las tutorías presenciales. La suerte es aquí el único factor a tener en cuenta. Yo la tuve, y mis profesores fueron realmente estupendos. Repito que tuve muchísima suerte.

Seguramente por eso haya dado el sí, quiero a la propuesta de ofrecer charlas a otros alumnos sobre algunas asignaturas de mi carrera. Cuando terminas y coges aire y sobre todo perspectiva, creo que lo mínimo es ayudar y ser generoso con personas que están tan desubicadas con los temarios como tú lo estabas hace un par de cursos.

Y entonces mis compañeras y yo estaremos hablando de todo lo que hicimos para aprobar y también para aprender algunas asignaturas que son una auténtica pesadilla. Hemos organizados unas tutorías UNED alternativas durante los meses de octubre a marzo de este nuevo curso. Nos reuniremos en el Centro Asociado de Córdoba.

 

CARTEL ESTO NO ES UNA TUTORÍA

He diseñado este cartel para poder utilizarlo en todas las charlas que vamos a dar. Para este primero, al ser el genérico, escogí La lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp, de Rembrandt. Mi especialidad es el arte contemporáneo, pero siempre he admirado todo lo que cuenta esta obra. Creo que ilustra muy bien lo que supone una tutoría de la UNED: uno diseccionando y el resto mirando pasmado.

La estructura del cartel permite que podamos cambiarlo sin mucha dificultad, siguiendo los cuatro puntos de composición quedaría de la siguiente manera:

  1. Obra que ilustra la charla. Ojalá nos salga alguna relación obra/contenido con chispa y que los asistentes puedan reconocer al instante.
  2. Este punto queda para el título de nuestra propuesta. Por el momento creo que invariable.
  3. Información relativa a fecha, hora y lugar. Seguramente esté siempre por concretar porque dudo que nos dejen un aula fija.
  4. Pequeña descripción de la no tutoría. Esta primera, al ser informativa sobre todo lo que pensamos exponer, contiene la información justa para que el interesado pueda hacerse una idea. Espero que mis compañeras sean escuetas (y yo también espero serlo) para no saturar más ese espacio.

Como adelanto, yo hablaré sobre feminismo, imperialismo, realismo socialista y estudios visuales. Y por supuesto de arte y de política.